Actions

Work Header

¿Y Qué Si Vivimos?

Chapter Text

—¡No tienes ningún deber en muelle de loto! — La voz de Jiang FengMian resonó en la oficina —¡Adelante! ¡Largate con ella! — El dolor era palpable —¡Dame la maldita espalda y olvida tus deberes! ¡Olvida las promesas que me hiciste! —

—¿¡Qué quieres que haga, FengMian!?— Le respondió Wei ChangZe gritando también, finalmente había perdido la paciencia —¡Soy tu mayor enemigo ahora! ¡Soy mayor que tú por un miserable mes! ¡Y es lo único en lo que soy mayor que tú y lo usaran! ¡Lo sabes! — Le grito antes de esquivar el libro que su mejor amigo le arrojo, su primo —¡He dado todo por esta secta! ¡Lo seguiré dando! ¡Pero tengo que irme para que tu estés a salvo! —

—¡¿Y cómo exactamente funciona eso?!— Pregunto a gritos, afuera los sirvientes estaban atentos a la discusión

CangSe SanRen estaba esperando por Wei ChangZe afuera de muelle de loto, haciendo su mejor esfuerzo por evitar a Yu ZiYuan, que había ido de visita al lugar. Yu XenWu le estaba haciendo compañía a las afueras del lugar ya que ninguno de ellos deseaba encontrarse con la futura prometida de FengMian (Aunque fuera la hermana de XenWu), ninguno de los dos sabía lo que estaba pasando allá adentro, pero el silencio en el lugar no era buena señal

CangSe SanRen se removía incomoda en su lugar, deseando ir y ayudar al hombre que estaba dispuesto a renunciar a todo por ella, pero su mejor amigo no lo permitió. No serviría de nada si ella entrara a muelle de loto, en todo caso solo empeoraría todo

—Adelante— Dijo FengMian saliendo al pasillo —¡Largate entonces! ¡Largate, pero renuncia a esta secta! ¡Jamás vuelvas mientras yo viva! — Le dijo enfadado, no quería tener que usar la manipulación con su mejor amigo, no quería que se fuera. Sabía que eso haría que él se detuviera, que regresara a su lado, después se disculparían entre ellos por sus duras palabras, pero para sorpresa de todos, Wei ChangZe se dio vuelta y lo miro con los ojos llenos de lágrimas.

Puso la mano en la campana de claridad y tiro de ella con fuerza, arrancándola de la faja frente a todos que lo miraban como si no pudieran creerlo, no de él. Se lo esperarían de su propio líder de secta, pero nunca de su mano derecha

—Pues bien— La tiro al suelo, bajo la mirada de todos, antes de darse vuelta y salir de Muelle de Loto. CangSe SanRen lo miro preocupada, atrapo su rostro entre sus manos y beso sus parpados, él negó con cariño y tomo sus muñecas —Vámonos— Le pidió con la voz ahogada —Por favor, por favor, vámonos— Le suplico y ella asintió. Saco su propia espada y la arrojo al suelo como él hizo con la suya. No llevaban nada más de lo que tenían puesto en ese momento

Pero estarían bien, CangSe SanRen había estado viviendo de esa manera por años, Wei ChangZe podría adaptarse. Para cuando llegaron a Yiling, el hogar más tranquilo (Al menos para CangSe SanRen) que conocían, caminaron al bosque hasta que Wei ChangZe se desplomo en el suelo llorando.

Su Zhiji* se arrodillo a su lado y lo abrazo mientras lloraba

Wei ChangZe escondió su rostro en su pecho y grito, grito dejando salir absolutamente todo lo que necesitaba, mientras ella solo acariciaba su largo cabello y lo arrullaba con cariño.

Wei ChangZe decidió que amaba profundamente a esta mujer, y que jamás se arrepentiría por escogerla

 

CangSe SanRen había bajado de la montaña de su maestra con una espada y una carta, a la edad de 16 años. Llego a una posada y pago con el dinero que su maestra le dio, se quedó en la habitación hasta la mañana siguiente sin salir, meditando casi toda la noche por los nervios

Lo había hecho, estaba fuera de ese lugar ahora. Con las manos temblando abrió el sobre y comenzó a leer la carta, donde había información importante acerca de ella, información que nadie nunca en la montaña le dijeron. Su verdadero nombre era YanLing SanRen, era hija de su shixiong, YanLing DaoRen y la antigua líder de la secta Wen, Wen Ling. Era heredera de la secta y podía reclamar su derecho de nacimiento

Su padre había muerto bajo miles de espadas al entrar en contacto con la energía resentida y la energía demoniaca, había hecho tratos con demonios y su alma estaba atrapada ahora en los túmulos funerarios, poco después de su nacimiento. Un amigo de su madre, CangSe FenTa la llevo de regreso a la montaña de BaoShan para que fuera protegida de su tirano tío que tomo el control de la secta Wen y mato a su madre para llegar al poder

Era nieta de BaoShan SanRen, quien había hecho un trato con un demonio hace muchísimos años para alcanzar la inmortalidad, condenando a su descendencia en el proceso. Su sangre estaba maldita, tendrían finales horribles, DaoRen asesinado por miles de espadas y seguramente habría un final similar para ella.

Fue a la secta Wen con la carta en mano, pensó que iban a negarle su derecho de ser reconocida, pero los ancianos de la secta estaban encantados con tener más opciones para elegir a un futuro líder de secta, fue reconocida inmediatamente como Wen SanRen, pero ella prefirió seguir presentándose como una CangSe, para honrar al hombre que la salvo y mantener su identidad oculta de su tío, que comenzó a buscarla para eliminarla, ella en cambio fue vagar por el mundo

Asistió a conferencias en Gusu, hizo amigos en Meishan e investigo el problema de la secta Nie. Nunca puso un pie en Lanling, no con Jin GuangShan esperando lujuriosamente por ella. Conoció el amor en Gusu con un hombre de Yunmeng, se casó con él

Deseaba ser feliz con él, pero tenía que ser sincera

—No puedo darte hijos— Le había dicho durante una cacería nocturna —No deseo tener hijos, no deseo tener descendencia directa y no soportare que me seas infiel— Le advirtió CangSe SanRen a Wei ChangZe la noche que él se declaró, durante su estadía en Gusu

—Eres especialmente buena, solo tú. Estoy interesado en ti, me gustas, te quiero y soy incapaz de dejarte, haz lo que quieras con mi corazón. Deseo estar a tu lado el resto de nuestras vidas. No estoy hablando por impulso ahora. A menos que seas tú, no quiero a nadie más. No necesito hijos, no quiero hijos si no son de ti, no quiero amar a nadie si no eres tú— Dijo honestamente, dejando que su corazón desbordara todo lo que sentía —SI no eres tú, no lo quiero—

La mirada llorosa de CangSe SanRen lo hizo seguir, se detuvo cuando ella salto hacia él y envolvió sus brazos en su cuello besándolo.

—No puedo ofrecerte mucho, solo tengo mi corazón para ti— Dijo ella a cambio —¿Me aceptarías de esa manera? —

—Tu corazón y tu amor es todo lo que necesito, A-Ren— le dijo antes de besarla

CangSe SanRen estaba feliz, a su marido no le importaba su sangre contaminada, ni sus habilidades poco ortodoxas heredadas. A veces incluso se reía cuando encontraba a su esposa poniendo a trabajar a los cadáveres en medio del bosque para que lavaran la ropa

 

Pasaron 4 años, antes de que CangSe SanRen tuviera que ser atendida por un médico de su propia familia, después de una cacería nocturna en Yiling

—A-Ren ¿Qué haces aquí en ese estado? Metete, muchacha— La reprendió la mujer con cariño, haciéndose un lado para dejarla entrar. La mujer cerró la puerta tras ellos y guío a Wei ChangZe por los pasillos de la enorme casa hasta llegar al área médica —Aquí, aquí— Les indico poniendo el farol a un lado y prender las velas

—Muchas gracias, prima— Dijo SanRen acostándose en la cama con ayuda de su esposo

—No te preocupes, siempre serán bienvenidos aquí— Le dijo sacando un par de cosas de los cajones, vendas y gasas —A-Ze ¿Puedes traerme un poco de agua del pozo? —

—Si, madame— Dijo antes de salir

—Ah, tu esposo es un encanto—

—Mn, lo es— No pudo evitar sonrojarse. ChangZe regreso con el cubo de agua y siguió las indicaciones de la familiar de su esposa para comenzar el tratamiento, paso energía espiritual cuando se le ordeno y cuando no, limpio las heridas con completa dedicación. Finalmente, la mujer termino de atender sus heridas y sonrió

—Felicidades— Dijo —Estas embarazada, ya que es de noche, te quedaras aquí y mañana pueden ir por sus cosas a la posada— Le dijo antes de dejarlos solos para algo de privacidad
CangSe SanRen se aferró a la mano de su marido al escuchar las palabras de su prima. Lo miro sorprendida, con los ojos brillando de emoción y balbuceando. Un hijo, estaba esperando un hijo

—A-Ze— Lo llamo con la voz estrangulada

—Un hijo— Respondió, igual de feliz que ella, antes de lanzarse a sus brazos y llenarla de besos.

 

—¿Qué es eso, A-Die? — Pregunto Wei Ying con 6 años, colgando de la espalda de su padre, mientras estaban a que la única mujer de la familia regresara de los túmulos funerarios, ya que CangSe SanRen fue a orar y dar ofrendas a su padre, YanLing DaoRen

—Es una carta, Ying-Er— Le dijo su padre palmeando cabeza, sin dejar de mirar el sobre

—¿Para qué? —

—Me están convocando a Muelle de Loto— Wei Ying nunca había ido ahí, había estado en otros lugares, en Reino Inmundo, en Ciudad sin Noche, en Meishan, pero nunca en muelle de loto. Miro a su padre esperando que hablara

—¿Vas a ir? —

Las palabras de Jiang FengMian resuenan en su cabeza, negó lentamente antes de abrazar a su hijo y dejarse caer en la cama, entre risas el sobre cayó al suelo y fue olvidado inmediatamente por el niño, pero no por su padre

—Oh cielos ¿Por qué escucho tantas risas? — CangSe SanRen se asomó por la puerta, su hijo grito de emoción y corrió a aferrarse en sus piernas, el escondite perfecto contra su padre. Que sonrió y extendió su mano hacia su esposa, ella la tomo antes de besarlo en la mejilla —Mn ¿Qué quieren? —

—Que vayamos a Muelle de Loto para Aceptar nuestras disculpas— CangSe se rio sin ganas al escuchar eso. Jiang FengMian y Yu ZiYuan fueron los que cortaron lazos ¿Pero ellos debían disculparse?

A la mañana siguiente no se despertaron para ir a verlos, Wei Ying estaba feliz de que sus padres se quedaran dormidos hasta tarde con él. Wei ChangZe estaba feliz de que su esposa estuviera con él, CangSe SanRen estaba feliz de que su familia estuviera con ella. Una semana después, en la misma posada de Yiling, la cultivadora deshonesta despertó después de una pesadilla

—¿A-Ze? — CangSe SanRen se levantó de la cama con un bostezo, después de no sentir a su marido. Su hijo dormía solo en la cama de alado solo y estirado completamente mientras daba pequeños ronquidos, se levantó y lo busco por la habitación, no lo encontró por lo que hizo un pechero, luego fue a lavarse la cara y salió tras ver la hora

Su hijo no despertaría hasta eso de las 10, seguramente. Bajo las escaleras de la posada y saludo al hombre que atendía, encontró a su esposo hablando con alguien y sonrió al reconocerlo

—¡A-Wu! — Lo saludo arrojándose contra él y abrazándolo, su amigo se rio un poco, aunque no se escuchaba muy feliz, miro a su esposo que estaba pálido y parecía querer vomitar. ChangZe jamás tenía esa expresión a menos que estuviera perturbado por algo —¿Qué sucede? — Se puso seria rápidamente, Yu XenWu miro a su esposo antes de verla a ella

—SanRen… hace dos noches, Jiang FengMian y mi hermana fueron asesinados— CangSe SanRen se quedó paralizada en su lugar. Se sentía mal porque no se sentía mal por sus muertes…estaba sorprendida, pero era indiferente hacia ello. No es que tuviera muchas razones para estar triste, nunca se había llevado bien con ZiYuan y siempre tenía que evitar a FengMian porque no le agradaba que el hombre no afrontara los problemas con su esposa acerca del rumor de la infidelidad

Porque por ese maldito rumor, la habilidad de CangSe quedo empañada detrás del —Tuvo una aventura con el líder de secta y tuvo un hijo con él— y el —Rechazo a un líder de secta por un sirviente— lo cual era molesto para el matrimonio Wei-CangSe y eso podría en el futuro imposibilitar las amistades que Wei Ying podría tener

Pero ellos dos tenían dos hijos que ahora eran huérfanos. Niños pequeños que podrían ser destrozados en medio de esa lucha política en la que ahora quedaron expuestos
—Cielos— No puede evitar sentirse mal por ellos y por los problemas que van a atravesar ahora, se sentó a lado de su esposo y miro la cara de Yu Cheng, sabiendo que quería decir algo más, que seguramente no le iba a gustar a ella, apretó los labios y miro a su casi hermano —¿Qué es? — Pregunto suspirando

—Por favor, SanRen, ChangZe. Se los suplico, vayan a muelle de loto para ayudar a mis sobrinos— Les pidió —No tengo mucho poder político, no soy el líder de mi secta y esos malditos hambrientos de poder se van a comer vivos a mis sobrinos—

Yu Cheng, de cortesía XenWu, evitaba abiertamente a sus dos hermanos menores, no le agradaban. Yu Cheng había sido el hijo de la primera esposa (Con quien había sido comprometido desde la infancia) que murió tras el parto, su padre volvió a casarse con la mujer de la que siempre estuvo enamorado y tuvo dos hijos con ella, Yu MingXu y Yu ZiYuan. Antes de morir, su padre estableció que sería Yu Cheng quien tomaría el papel de líder de secta, pero sus hermanos malograron sus palabras y terminaron poniendo a su segundo hijo al poder

No es como que a Yu Cheng le molestara que le quitaran su derecho de nacimiento, pero eran las acciones de sus hermanos lo que le molestaban. MingXu siempre había sido un hambriento de poder y ZiYuan una aficionada a perder los estribos. Quizá por eso ninguno de los dos se llevaba bien con CangSe SanRen y la odiaban por ser mejores que ellos, Yu Cheng en cambio era más tranquilo y aceptaba una derrota sin hacer una escena, lo que los llevo a hacerse amigos eventualmente.

—Quieres… ¿Qué vallamos a Muelle de Loto para proteger a tus sobrinos? — Pregunto lentamente ella

—A-Li solo tiene 8 años, está comprometida con el heredero de la secta Jin y no puede tomar el manto de líder de secta— Explico —A-Cheng tiene 5 años y quieren nombrarlo líder de secta—

—Es muy pequeño, debe de haber algún representante para él— Dijo ChangZe apretándose las sienes

—Por eso quiero que seas tú, ChangZe— Dijo mansamente Yu XenWu mirándolo —Mi hermano se los va a querer comer vivos y nombrarse líder de una gran secta, los ancianos podrían aprovecharse de ellos, Jin Guangshan no tarda en enviar a sus cultivadores para apropiarse de muelle de loto… o incluso Wen RuoHan—

La mención del líder de la secta Wen hizo que ambos padres de erizaran de inmediato e intercambiaran miradas preocupadas. Wen RuoHan tenía un territorio en expansión, SanRen había estado refrenándolo bajo amenaza de reclamar su puesto. Ella era aun una figura de autoridad en Qishan, los ancianos la escuchaban y la mitad de las personas en Ciudad sin noche eran leales a ella. No todos escogerían a Wen RuoHan, si él quería el poder, tendría que matarla y en los planes de SanRen no estaba morir pronto

—Supongo— Dijo ella vacilante —Que podríamos ir a dar una vuelta a Yunmeng ¿Qué opinas? —

Wei ChangZe Suspiro, no le debía nada a FengMian, no le debía nada a muelle de loto, pero no iba a dejar a dos niños indefensos en medio de lo que podría convertirse en una masacre en un futuro cercano. Por mas que FengMian lo hubiera odiado a él, tampoco hubiera dejado a Wei Ying solo si ellos dos morían. Estaba seguro de eso