Actions

Work Header

Casi perfecto

Work Text:

 

Jinghua se encontraba viendo la pantalla de su celular de manera ansiosa, no solo por su  interés en saber lo que faltaba  para la salida, sino porque no había  hablado mucho con Duanmu Xi estos días

 

-¿Esperas el mensaje de tu novio? - preguntó una chica que se sentaba al lado de él con una sonrisa. -¿Vendrá hoy?

 

-S-si, eso creo -Contesto mientras fingía prestar atención a sus apuntes

 

Todos en ese salón conocían a Duanmu Xi, era imposible no notar a un chico hermoso con un largo cabello blanco  que esperaba  cada dos viernes del mes afuera del salón, que en cuanto veía a Jinghua sonreía con una sonrisa completamente iluminada y enamorada, para después saludar a todos  y  llevarse a Jinghua en su auto super lujoso.

 

Yang Jinghua en esos momentos se sentía la protagonista de una novela para adolescentes, con un novio guapo y rico que venía por él, un estudiante de enfermería que había entrado un poco mayor a la carrera ya que dedicó años de su vida a trabajar de varias cosas para que su familia no gastara mucho en sus estudios, después de lo endeudados que habían quedado luego de la muerte de su abuelo.

 

Su teléfono vibró y de inmediato vio hacia su celular, tenía un mensaje de Duanmu Xi

“Iré por ti a la salida” 

 

En sus mensajes era común que su novio agregara un emoji o algún sticker de algún animal lindo, pero el mensaje era simple y claro.  Jinghua tembló un poco e intentó recordar si había hecho algo que lo hubiera molestado , pero aunque tenían algunos pequeños problemas siempre habían encontrado la forma de solucionarlos, pese a pertenecer a dos mundos completamente diferentes.

 

Ambos habían nacido   y crecido en la misma pequeña ciudad, por eso mismo no fue coincidencia que un día se encontraran en el parque  y aunque había diferencia de edad entre ambos pronto hicieron una gran amistad volviéndose  inseparables, sobre todo porque los dos tenían poderes espirituales, sin embargo esa quietud no duró mucho

 

Jinghua recordaba que  Duanmu Xi se acercaba a la pubertad cuando enfermó gravemente, su abuelo  y sus papás incluso le habían dado indirectas de que en cualquier momento podría perder al que era su mejor amigo, pero no fue así, de un momento a otro hubo personas extrañas que se llevaron a Xi y después de un tiempo ya no supo nada de él.

 

Temía por lo que hubiera podido pasar y no quería preguntar a  la mamá de su amigo ya que ella no le tenía mucho aprecio, no fue hasta que un día recibió una rápida llamada de Duanmu Xi que le explicó que debido a su gran poder espiritual su familia paterna quería enseñarle a cómo usarla adecuadamente, algo que podía ayudar a las personas.

Eso era algo que Jinghua realmente se esperaba, su amigo realmente tenía un gran poder y talento, era probable que algo así pasaría, pertenecería al mundo de los psíquicos y no a una pequeña ciudad 

 

Después de unos meses Duanmu Xi llegó de visita, luciendo un cabello blanco, del que solo comentó que era consecuencia de un hechizo, además llegó acompañado de un joven de cabello castaño, muy parecido a su mamá y ambos volvieron a jugar de nuevo. Pese a que no se habían visto en mucho tiempo todo volvió a como antes,   aunque conforme crecieron y pasaron los años dejaron de jugar en la tierra para enfocarse en cosas como jugar videojuegos, leer cómics o ver animes

 

 Xi lo visitaba dos veces por mes, casi siempre en fin de semana, si no coincidía con alguna festividad, ya que su familia paterna quería que estuviera con ellos, ambos  estaban bien con verse esos días, pero después de unos años su amigo comentó algo de “volverse el jefe de la familia” y comenzó ausentarse un fin de semana.

 

Fue durante ese tiempo, en el cual sentía que le hacía falta, cuando  Jinghua se dio cuenta que en de algún momento a otro  comenzó a tener sentimientos románticos por Xi, era algo extraño y al principio no lo había querido admitir, así que lo calló por un tiempo, hasta que un día ¡Duanmu Xi le confesó lo mismo!  A partir de  ese momento, hace un par de años, fue cuando comenzaron su relación.

 

Distrayendo de sus pensamientos su celular vibró, de nuevo un mensaje de su novio.

 

“Estoy afuera con Zhangxuan”

 

Antes de terminar de poder contestar el mensaje, el maestro dio por terminada la clase, así que después de contestar con un “voy”  se dispuso a recoger todo para poder encontrarse con el otro, aunque la sensación de que algo andaba mal no lo abandonaba.

 

-¡Duanmu Xi! -Dijo felizmente cuando vio al joven esperándolo en el estacionamiento, ignorando las miradas de las personas.

 

-Hola -Contesto Xi con una sonrisa que sintió que no llegó a sus ojos como si no estuviera todo bien- Vamos, sube.

 

Por unos momentos no dio crédito ¿Xi no iba besarlo  o abrazarlo? Sabía que su novio era celoso en el fondo así que casi siempre le daba un beso en cuanto llegaba, aunque Jinghua pensaba  para sus adentros “¡Es a mi quien envidian! Hombres y mujeres quieren una belleza como tu”

 

-De acuerdo…-Contestó mientras se subía y le tomaba de la mano, aunque este no entrelazo sus dedos como de costumbre

 

Durante todo el viaje Duanmu Xi mostraba una cara seria, durante el pasar de los años mientras tenía más obligaciones fue dejando de sonreír o ser tan expresivo, ya que Zhangxuan lo regañaba, pero entre ellos se dejaba llevar.

 

-¿Pasa algo? -preguntó Jinghua soltando su mano mientras le veía,  y al contemplar fijamente sus ojos pudo ver que había cierta tristeza en ellos - …¿Todo está bien?

 

-Te lo explicaré después, vamos  a comer, yo invito -Contestó el menor sin muchas ganas

 

Jinghua que no soportaba el silencio habló durante el corto viaje, sobre cosas que habían pasado en la escuela para sólo recibir monosílabos del otro, pero aún no se rindió aunque la angustia creció en él ¿Y si lo había regañado su familia ? ¿y si le había ido mal en la escuela?

 

El vehículo se detuvo en un restaurante donde ambos pidieron  y mientras comían de nuevo fue él quien continuaba con la conversación, pero cuando consideraba detenerse Xi lo alentaba a continuar hablando.

 

Aunque estaban en una cita, Jinghua se sentía realmente solo

 

Cuando llegaron a la casa, Duanmu Xi miró a Zhangxuan  que de inmediato los dejó a solas y fue en ese momento  Jinghua pudo notar algo ¡no había maletas! Con los latidos de su corazón retumbando fuertemente en su pecho, tardó en escuchar lo que decía el otro.

 

-Yang Jinghua…

 

“vamos a terminar” no tardó nada en completar la palabra en su mente.

 

-Fui escogido como Yangmingsi 

 

Jinhghua guardó unos momentos de silencio, sin entender lo que eso significaba 

 

-Es quien ofrece sacrificios para purificar  la energía espiritual del mundo y hace ceremonias...que dejan cansado a quien las hace -comentó Xi algo serio- Así que estaré cansado y ocupado…-hizo una pausa-..Si tu quieres…

 

-¡No! no terminaría contigo por algo así -casi gritó el mayor de los dos

 

-No, iba a decir que te daba la llave de mi casa y el número de Siming, para que puedas venir a verme 

 

Jinghua se quedó un poco en shock, entonces Xi continuo

 

-¿Por qué creías que terminaría contigo? -pregunto el menor de los dos alzando una ceja- Deja de ver tanto drama.

 

-Es que estabas tan serio y lúgubre 

 

-Solo estoy cansado…-Contestó Xi mientras se apoyaba en el hombro de Jinghua- Ayer tuve la primera ceremonia, debía descansar, pero quería venir a verte

 

Ambos guardaron silencio por unos momentos, hasta que Jinghua rompió el silencio

 

-Suena interesante -comentó, recordando haber escuchado una vaga explicación alguna vez- pero…¿Eso ayudará a que tu familia te trate mejor?

 

-Si, es la posición más respetada, ya que es quien es más cercano a Dios …

 

-¡Excelente! -por años había visto cómo la familia era un poco pesada con Xi, si eso ayudaba  soportaría no ver a su novio en un tiempo- Podemos hablarnos por videollamadas, si no puedo ir...solo asegurate de que Zhangxuan no este cerca...por si queremos privacidad



-¿Entonces no hay problema para ti si soy el yangmingsi..-Dijo Duanmu Xi después de bostezar y buscaba la mano de Jinghua-

 

-No, claro que no…

 

-De acuerdo, creo que dormiré

 

-Bueno, entonces decides a donde quieres ir a dormir  -contestó el mayor acariciando su cabello-¿Y tus maletas?

 

-Ya las deje temprano...con mi mamá

 

-Entonces vamos a tu casa a dormir~ -dijo Jinghua mientras le daba un beso rápido en la frente- Luego tengamos una cita adecuada ¡Esta fue horrenda! 

 

-Si

 

Duanmu Xi cerró los ojos tranquilamente, sintiendo un poco de culpa, no había dicho toda la verdad, después de todo, no iba preparado para explicarlo, pensó que Jinghua al provenir de una familia con poder  espiritual lo sabía e iba preparado para darle la triste noticia , pero no era así, no sabía nada. 

 

Pero quizás era mejor así, para que no sufriera y poder ver esa sonrisa, verlo todo angustiado durante su cita le causó un gran dolor, no soportaría verlo sufrir.

 

 Jinghua no sabía lo que significaba ser un Yangmingsi, y que sacrificaría su vida en cada ritual, hasta ir acabando con esta…

 

No sabía que  tendría una vida corta

 

solo tendría unos 10 años aproximadamente