Actions

Work Header

La eterna primavera

Chapter Text

La Eterna Primavera

By VBokthersa

 

1

 

No lo entiendo. Por más que lo pienso, aún ahora, no puedo entenderlo. Mi capacidad cognitiva no alcanza para ello. ¿Ya no estás? ¿Así de simple? ¿Un simple accidente, dentro de un set, en un espacio seguro? No lo entiendo.

 

Youji, estuviste expuesto a tantas cosas, tantos peligros y finalmente lo que te arrebató de mi lado fue el más estúpido de los accidentes. En el maldito momento más feliz de nuestras vidas. Incluso... incluso esa mañana lucías feliz. Te fuiste con una sonrisa en los labios.

 

Yo no podía creerlo. Sigo sin poder creerlo.

 

Tú fuiste mi primavera. Me cambiaste. Me cambiaste en todos los aspectos, con toda tu alegría, tu energía, tu color.

 

Yo soy gris. Soy como el invierno. Serio, frío, opaco. Si llegué a brillar, fue solamente por el reflejo del sol en la nieve.

 

Pero tú... tú eras luz. Eras renovación, cambio. Tenías la luz de un día primaveral. Tan brillante como para hacerte notar en cualquier situación, lo suficientemente fresco para envolvernos a todos. Envolverme.

 

Así que, simplemente, me niego a comprender cómo fue que tu luz se apagó de esa forma. No lo entiendo.

 

Nuestra vida juntos no deja de dar vueltas en mi cabeza. Tu imagen, tu sonrisa.

 

Youji, quiero estar contigo. Quiero verte nuevamente. Lo deseo.

 

Pero sé que no es lo que tú deseas. Tú quieres que siga viviendo hasta el final de mis días, aunque tenga que hacerlo aferrado a este doloroso recuerdo que me quema el pecho, sin importar el tiempo.

 

Han pasado años desde tu partida y sigo sin comprenderlo, ¿sabes? Aunque, en el fondo, prefiero que hayas sido tú. No me perdonaría haberte hecho sufrir de esta forma. No me perdonaría haber apagado tu luz mientras aún vivías y sé que mi muerte te habría hecho pasar por este infierno que yo llevo sobre mis hombros.

 

Yōsuke lo sabe. Yo sé que él me sigue la corriente, finge conmigo que todo está bien, pero él lo sabe. Yo ya no estoy vivo. Estoy en el infierno.

 

Mi rutina diaria consiste en una serie de máscaras que cambio sin dudar. No es tan complicado. Soy un actor profesional.

 

Únicamente puedo ser yo cuando estoy solo con tu recuerdo.

 

Por cierto, aún conservo aquel amuleto que me diste cuando fuiste a filmar fuera de Japón, ¿recuerdas? En esa película de guerra.

 

Lo atesoro, como todas y cada una de tus pertenencias.

 

Pero es algo privado. Algo solamente nuestro.

 

Sawa-san me ofreció escribir una novela sobre nosotros. Sobre ti. Me negué.

 

Diferentes productoras se han acercado a mí para realizar una historia de nuestras vidas. Me negué también. Incluso le rogué a tu familia que no dieran autorización para ninguna adaptación de tu vida.

 

Quizá fui egoísta, pero no quiero que los demás entren a nuestra intimidad. Nuestra historia es solamente nuestra, Youji. A ti, seguramente no te habría importado, pero a mí sí.

 

Quiero atesorarte.

 

Quiero aferrarme a la eterna primavera que me prometiste una vez.

 

Porque desde que te fuiste, yo, solamente he estado abrazando la primavera.