Actions

Work Header

Accidente

Chapter Text

Glimmer observaba como Shadow Weaver realizaba el hechizo para mantener a Catra encerrada. Tenían que darle más espacio pues si estaba demasiado cerca de la barrera mágica no había garantía de que no fuera a destruirla. La mujer esparcía un polvo dorado extraído de algunas flores mágicas de su jardín (pasatiempo que la reina desconocía) y usando un amuleto que había estado fabricando lo utilizaba para realizar la invocación. Catra estaba inconsciente y con unos brazaletes que encantó también Shadow Weaver, se suponía que reduciría el daño de sus garras

-Está segura de que no podrá salir? -preguntó aún con un tono molesto la chica- segura que este escudo resistirá su poder de desaparecer la magia?

-Definitivamente -decía la mujer empezando con el último trazo con el polvo- a no ser que Catra haya aprendido a manipular magia sacra. Sólo los que hemos sido honrados con el título de maestros podemos utilizarla, no es algo tan primitivo como su bloqueo mágico.

-Eso espero, no quiero que nadie corra peligro -Glimmer volvió su mirada a la felina incompletamente inmóvil, apenas su pecho se movía para respirar. Debía admitir que le comenzaba a intimidar, si bien antes le habían quitado sus poderes no se sentía para nada igual a como cuando lo hacia Catra. Era como si cuerpo fuera mucho más pesado, más débil y como si perdiera calor. Incluso ahora se sentía como cuando se quedaba sin energía, sólo que aún podía usarla pero se sentía muy torpe. Era algo que definitivamente debía descifrar, no podía dejarla ir sin saber que hacia y por qué. Aunque odiará tenerla en el castillo es mejor tener al genio dentro de la lampara

-Luce preocupada majestad -decía la mayor mientras terminaba su trabajo- no debería después de esto, no le hará daño a nadie si no atacan el escudo por fuera

-Puede culparme? -Glimmer alejó esos pensamientos, no podía mostrar miedo ahora. Recordó algo casi al momento y no pudo evitar preguntar- que hacia aquí cuando llegué con ella?

-Se podría decir que tuvimos un desacuerdo ella y yo más temprano, vine a ver si podría darnos algo de importancia

-La próxima vez avíseme antes de hacer eso -decía la reina mientras comenzaba a ir a la salida- nadie tiene permitido entrar sin mi autorización y mi compañía

-Está asustada -soltó sin más Shadow Weaver haciendo girar a la chica que estaba sorprendida- se nota claramente. No se preocupe, no hay ningún riesgo con este encantamiento. El castillo estará seguro

-Lo sé, pero aún así me preocupan muchas cosas

-Es Adora cierto? No le agrada la constante necesidad de buscar a Catra

-Por supuesto que no! Es el enemigo, no se por qué está siendo tan descuidada! -decía molesta Glimmer finalmente saliendo de la habitación. Dando la orden a los guardias de que nadie tenia permitido entrar

-Quizás si usted habla con ella entrará en razón

-Adora no me escucha, no escucha a nadie! -la reina seguía caminando aunque mucho más tensa a cada paso- o no se, quizás sólo me está haciendo a un lado por qué soy la única aquí que no toma nada a la ligera

-Quizás haya una forma -habló Shadow Weaver que casi al momento hizo que la menor se girara a verla con interés, algo en su voz le decía que tenía un plan- en el Crimson Waste hay ciertos seres que podrían facilitarle la obtención de información. Cobran por sus servicios pero no creo que sea un problema

-Eso... -Glimmer lo pensó un momento, no estaba segura de que clase de seres estaría hablando pero dado que nadie le hacia caso en el castillo quizás podría intentarlo- vayamos al salón de guerra, quiero escucharlo todo


-Catra encontró una cueva llena de piedras antiguas en el fondo del bosque y según lo que dijo Scorpia hubo un cambio total a su alrededor en lo que estuvieron ahí -decía Entrapta mientras les mostraba proyecciones a Castaspella, Adora y Bow. Mientras Scorpia parecía muy entretenida jugando con unas piezas conmemorativas de coronaciones anteriores de Brightmoon- trazando los supuestos puntos de concentración de magia en el bosque este es uno de los 7 puntos más inexplorados y misteriosos. Según algunos escritos prohibidos se dice que hay 12 piedras rúnicas en este momento en Etheria pero todas ellas nacieron a raíz de juntar con magia varias de las elementales.

-Había escuchado que había magos que creían en aquella historia del poder de Etheria, pero jamás creí que fueran reales. Aunque también la leyenda de She-ra se consideraba igual sólo una creencia -dijo Castspella mientras veía el mapa con asombro

-Exactamente y aquí es cuando se vuelve más interesante -Entrapta tomó un marcador y comenzó a trazar varias figuras de palitos y bolitas- hay una teoría más ignorada que dice que los Primeros hicieron contacto con Etheria y sus pobladores cuando aún estaba en circulación la magia elemental. Es decir aún había familias o pueblos que aún podían manipularla, dicen que la espada de She-ra podría ser el primer intento de la creación de las otras 12 piedras rúnicas, por eso es que Adora puede tener contacto con ellas siendo She-ra

-Tiene bastante sentido -decía Bow concentrado viendo la explicación de la chica- pero si eso es verdad significa que Catra ha estado jugando con magia antigua

-Así es y no sólo eso, Catra descubrió la base de las piedras rúnicas. Donde primero se canalizó todo para que al final otro tipo de propiedades mágicas fuera unido en un enorme almacén de magia y poder. Por eso puede bloquear la magia, al ser la base y si se niega a seguir funcionando ya nada funciona

-Pero por qué mis poderes no funcionan tampoco? -preguntó Castaspella viendo a Entrapta impresionada por su enorme conocimiento, no era sólo una inventora demasiado hábil, era una gran investigadora también

-Eso es por qué al ser magia "natural" corta el lazo que tiene con la magia que fluye alrededor de nosotros. Negándose a ser manipulada por usted

-Entrapta -habló finalmente Adora con un tono preocupado- todo esto tiene que ver con-?

-Si, técnicamente Catra uso la magia para que se diera tu embarazo. Pero al haber sido intoxicada es imposible saber si quería hacer eso. Pudo pensar algo en concreto y la forma de reaccionar de la magia fue esa, funcionó como puedes ver. En parte es porque el cuerpo de Catra aceptó demasiado bien la magia. Busque un poco en la base de datos de la Horda y Catra pertenece a un pueblo arrasado por la guerra, cercano a Beast Island que es conocido por causar problemas a varios hechiceros que visitan el lugar

-Es verdad -dijo sincera Castaspella- es un lugar demasiado inestable, todo lo que sea cercano a magia o incluso ciencia no funciona correctamente

-Entonces en pocas palabras es una especie de conducto? -preguntó Adora viendo cómo Entrapta revisaba lo que pudo adivinar que era un cabello de la felina

-Si y no -dijo la chica ingresando lo que parecía información nueva- al parecer la gente de Catra solía poseer la habilidad de controlar este tipo de magia pero con el pasar de los años y generaciones fue menos común y perdieron contacto con ella, probablemente por la inestabilidad de la zona que parece empeorar con los años. Catra podría ser la primera en siglos en hacer contacto con esta

-Y eso es bueno o malo? -preguntó confundida la rubia

-Puede ser cualquiera de las dos. Lo que si es seguro es que es directamente responsable de tu embarazo pero no es lo único que afectó. Hay otro tipo de magia que aún no logro descifrar su procedencia, podría ser de la misma espada de She-Ra

-No me he convertido en She-Ra en semanas

-Si pero no has perdida la habilidad de hacerlo, por lo que podemos decir que la magia sigue fluyendo -decía Entrapta mientras comenzaba a teclear en el equipo que le habían prestado- por cierto, el crecimiento acelerado aún no me lo explico. Seguiré investigando... AH! y no deben hacer encantamientos en contra de Catra!

-Por qué no?! -preguntó casi gritando Adora por el repentino tono de urgencia de Entrapta

-Si hay un pequeño, el más mínimo cambio en la nueva aura mágica de Catra podría herir gravemente a Adora y por lo tanto al bebé. Les recomiendo que lean sobre los cuidados de los bebés mágicos

-Un momento, Glimmer iba a encerrar a Catra de nuevo -dijo Bow preocupado- debemos decirle!

Sin perder un según los tres fueron en dirección a donde estaba la felina encerrada pero al llegar no los dejaron pasar. Pese a que le decían que era una orden oficial Castaspella tuvo que desobedecerla haciendo que quedaran paralizados mientras entraban, la hechicera no pudo evitar jadear en sorpresa

-Usaron magia sacra para encerrarla...

-Eso que es?! -preguntó Adora comenzando a asustarse, Casta se veía muy aturdida

-S-Suele usarse para atrapar maleficios, no son nocivos pero no se como pueda afectar esto

-Que diablos esta sucediendo?! -decía Glimmer mientras entraba corriendo a la habitación, Shadow Weaver venía detrás sin mucha prisa- no escucharon que no pueden entrar?!

-Glimmer esto es importante -dijo Adora adelantándose hacia su amiga- Entrapta nos contó lo que descubrió, no podemos hacer ningún hechizo en contra de Catra si no que queremos que sufra yo también las consecuencias

-No puedo creer que conjuraras eso aquí y mucho menos enfrente de Glimmer -decía Castaspella a Shadow Weaver con un tono molesto- sabes perfectamente que hay consecuencias graves por parte de Mystacor

-Dijo que sólo los maestros podían usarlo -dijo la reina viendo a la hechicera mayor

-Es verdad pero no podemos usarla como si fuera nada -respondió su tía- es sólo en casos extremos

-El punto es que debemos romperlo!

-Cállense! -se escuchó un grito tan grave y a la vez agudo en toda la habitación, Castaspella no pudo evitar tapar sus oídos. Se había escuchado algo aparte dentro de su cabeza. Se giraron para ver a Catra totalmente consciente, los brazaletes se habían destruido- dejen de gritar!

-Deja de hacerlo tu! -respondió Glimmer haciendo enojar a la felina que se lanzó sobre ella, apenas pudo verlo pero los ojos de Catra estaban casi totalmente negros. No había electricidad emanado de su cuerpo, eran como tinieblas ahora, como las de Shadow Weaver

-NO! -alcanzó a gritar Castaspella pero fue muy tarde, Catra se estrelló contra el escudo causandole dolor en todo su cuerpo. Podía verse como sus brazos y piernas eran estrangulados por un ser que no se veía. Casi al momento Adora se dobló de dolor, ambas chicas en agonía por lo increíblemente doloroso que era.

-Quiten el hechizo ahora! -gritó Glimmer y sin perder un segundo Shadow Weaver con ayuda de Castaspella destruyeron la invocación y el escudo haciendo que lentamente el dolor de las chicas se disipara

-Adora, calma. Todo estará bien -dijo Bow acercándose a su amiga que tenía algunas lagrimas en sus ojos, hacia años que no sentía tanto dolor. No desde la vez que se rompió el brazo al caer en un entrenamiento

-Casta...

-Esta bien Adora, revisaré que todo este bien. Regresemos con Entrapta para que nos ayude también -Bow y la hechicera tomaron a Adora y la llevaron a la otra habitación. Dejando a Glimmer completamente sola con Catra que aún trataba de reponerse y Shadow Weaver que la miraba expectante

-Qué? -preguntó la reina viéndola

-Supongo que el plan deberá llevarse a cabo

-Sin duda, debido a este cambio de planes de cero magia no tenemos opción


-Todo está bien? -preguntó Adora mientras veía el rostro de Casta, buscando el más mínimo indicio de preocupación. Ya llevaba mucho tiempo revisando la parte de su abdomen

-Parece que si, aunque me gustaría que guardaras reposo casi absoluto -la mujer bajó sus brazos y suspiró un poco preocupada- desde la última vez que te revisé ha habido un cambio

-Qué cosa?

-Es como si la magia se hiciera más densa, no me deja ver mucho más allá y quizás dentro de poco no pueda ver absolutamente nada -Adora pellizcaba ligeramente sus dedos tratando de controlar un poco la ansiedad que sentía- no te preocupes, buscaremos la forma de ayudarte

-Necesito a Catra -decía la rubia en voz baja- Bow y yo encontramos un libro que decía que es muy necesario que estemos juntas para que no haya problemas

-Y es verdad -dijo Entrapta- el aura de Catra brindará estabilidad a la del bebé y podrá ser un desarrollo mucho más adecuado

-Pero Glimmer no-

-Se que no! -interrumpió la rubia a la hechicera- pero en este momento no quiero escuchar a Glimmer, algo me dice que así debe de ser. No estaré tranquila si no lo hago

-Muy bien -decía suspirando la mujer- iré por ella y hablaré con Glimmer si es necesario. Le diré a Bow que te ayude a volver a tu habitación y trata de descansar


-La cosa está así, lo haces o lo haces

-No puedo creer lo que me estás pidiendo, hace unas horas me querías asesinar -dijo Catra sin ver la reina y descansaba su cabeza en sus brazos. Apenas había despertado estaba de vuelta en su "celda" pero sin la barrera mágica y la reina sólo la veía desde la puerta, comenzó a gritarle cosas de algo que había hecho. Recordaba estar en la habitación de Adora, discutiendo y luego nada hasta que despertó de nuevo en ese lugar.

-Haz estado haciendo destrozos por todo el castillo todo el día, alteras la paz que necesita Adora. Por eso harás lo que ella quiera que hagas y a la mínima objeción tendrás problemas

-Y que tal si desea que te esté molestando o quiere que me dejen en total libertad?

-Una cosa es que acepte que estés aquí y otra muy distinta es permitirte hacer lo que quieres -dijo dura Glimmer viendo a la felina que estaba sin moverse. Odiaba no poder tenerla encadenada y aprisionada como quería. Además de que era insoportable

-Claro y Shadow Weaver suelta por ahí, no es que se me importe pero seguro que a Adora si

-Nunca se ha quejado sabes? -decía la chica ante la mirada confundida de la morena- no te lo dijo? Se llevan bastante bien

-Como sea, por qué no solo terminas el trabajo?

-Y eso sería...?

-Liquidarme o si lo prefieres salir de la habitación y dejarme pensar como escapar

-Lamento decepcionarte pero eso no pasará -decía la chica viéndola hacia abajo- ahora que Entrapta sabe que ocurre y nos dijo no te irás en un largo tiempo

-Ahora por qué?!

-Adora te necesita cerca para no tener problemas, problemas reales -el gesto de preocupación de Glimmer llamó la atención de Catra- así que ponte cómoda, tanto como puedas

-Eres muy graciosa lo sabías? No puede ser que me tengas aquí cuando Shadow Weaver te hizo exactamente lo mismo que yo, pero si no me equivoco fue más doloroso o no?

-Eso no te importa!

-Glimmer -decía mientras entraba Castaspella- Adora quiere ver a Catra

-Hablando de gente necia... -dijo entre dientes la felina

-No importa que opines, si quiere verte irás con ella. Te patearé si no lo haces, afortunadamente eso si puedo hacer

-Claro, pero te paras tan lejos de mi que comienzo a creer que me tienes miedo -dijo mientras salía de la habitación siguiendo a Castaspella. Afortunadamente para Glimmer, la morena no notó su rostro que demostraba que lo que decía era cierto.


-Debes ser sincera con ella de acuerdo? Sin miedo alguno -decía Bow yendo a la salida- y recuerda descansar!

-Lo haré -respondió Adora hasta que su amigo salió de la habitación- créeme que deseo más que nada dormir...

La rubia se sentó en su cama en la espera de Catra, debía pensar un poco lo que iba a decir, no podía dejar que las cosas se salieran de control como antes. No podía dejar que pasara. Ahora había mucho en juego, no sólo ella. Debía ser valiente y ser directa con su ex-amiga de como quería que las cosas se dieran. La puerta finalmente se abrió y entró Catra con una expresión de mal humor, muy mal humor. Adora miró hacia la bandeja que estaba en la mesa en el centro. Aclaró un poco su voz

-Hola de nuevo

-Adora -dijo simple la felina caminando hacia ella- mucho tiempo sin verte

-Parece que no podemos estar mucho tiempo lejos de la otra -habló nerviosa pero al ver la expresión de Catra supo que volvió a equivocarse- si, no creo que sea muy buena hablando

-No, no lo eres -la chica caminó hasta donde estaba Adora y quedo frente a ella- puedo?

-Eh? -la rubia estaba confundida hasta que la morena señaló a su lado- oh claro, siéntate!

-Podrías ser taaan amable de decirme que sucedió? Brillitos sólo gritó y gritó -decía la felina mientras se acomodaba a su lado

-Bueno, creo que sería mejor que Entrapta te lo explicara. Ella es mejor en eso

-Puedo entender tus explicaciones -dijo Catra antes de acercarse peligrosamente a la otra chica, Adora se ruborizó fuertemente por tenerla tan cerca. Aclaró su garganta

-Q-Quieres un poco de té? es muy bueno -la rubia se levantó rápidamente para alejarse de la incomoda situación pero casi al momento un dolor en su vientre la hizo doblarse por el dolor- m-maldición!

-Adora?! -Catra en menos de un segundo estaba a su lado, ayudándola a volver a la cama. Fue totalmente espontaneo, volvió a la realidad cuando la rubia ya estaba recostada en la cama. Lucía mal, y no comprendía por qué le preocupaba tanto- sabes, mejor hablamos mañana

-No! -gritó Adora sorprendiendo a la felina- quiero hablar contigo

-Necesitas descansar, no te ves nada bien

-Y eso te preocupa?

-Por supuesto que si! -respondió sincera Catra- si estamos luchando es obvio que habrá dolor pero ahora no lo estamos haciendo, por supuesto que me preocupa

-Catra -Adora lo pensó un momento y jaló a la felina hacia ella, sólo un poco. Catra estaba ahora de rodillas cerca de la rubia- quédate si?

-Sólo un poco -dijo tras pensarlo un momento la felina. Se quedaron en silencio un largo rato viendo en todas direcciones menos a ellas, la morena se recargó sobre la cama. La rubia decidió comenzar la conversación

-Ya te acostumbraste a dormir aquí?

-Quizás todo es demasiado suave supongo -decía Catra mientras se recargaba sobre sus brazos viendo a Adora tratando de relajarse. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que lo había hecho y verla ahora, iluminada por la luz nocturna y no sólo verla por su buena vista en la noche la hacia apreciarla mejor. La rubia lo notó

-Qué? -su voz brincaba un poco, definitivamente estaba nerviosa

-Nada, es sólo que hacia mucho no estábamos así

-Bueno, creo que no era momento para eso ... -ambas se quedaron calladas, regañándose internamente por lo que respectivamente habían dicho. Y es que ambas eran malas escuchando y hablando, como habían podido ser tan buenas amigas por tanto tiempo? Adora se daría cuenta del por qué cuando la felina le tomó la mano y se acercó un poco más a ella...era eso, eran mejores actuando. Ellas se entendían por sus acciones en lugar de sus palabras, el problema era cuando daban a entender mal las cosas.

-En verdad me quieres aquí? no descansarías mejor si me fuera?

-Si te soy honesta sería lo mismo -Catra sonrió apenas lo suficiente para que la rubia lo viera- pero ha pasado tanto que mejor paso mi insomnio junto a ti, al menos tendría algo que hacer

-Cómo qué? -Catra estaba un poco curiosa por como sus orejas se movieron y la punta de su cola se movía lentamente.

-Nada en particular, hablar contigo podría ser suficiente

-Realmente no te entiendo -confesó la felina recargando su mentón en la cama de la otra chica- por qué después de lo que pasó esta mañana me quieres aquí?

-En parte yo tuve la culpa, no debí decir eso

-Quieres dejar de culparte de todo?! -dijo molesta la morena, viendo severamente y a la vez preocupada a Adora- no tienes por qué hacerlo, no se cuando te volviste así

-Siempre he sido así!

El silencio volvió a hacer en la habitación, era muy difícil hablar cuando cualquier cosa que se dijera se usara en su contra. Catra respiró un momento y volvió a tomar la mano de Adora acariciándola, no la veía a los ojos pero tenía su mirada fija sobre el vientre de la rubia. Adora sólo se limita a verla y morder su labio por la ansiedad que sentía

-Como quieres que hagamos esto si no podemos estar 5 minutos sin gritarnos? -preguntó suavemente la felina viéndola a los ojos

-No lo sé, es sólo que quiero que salga bien. Te necesito Catra -respondió la rubia mientras llevaba su otra mano a su vientre y lo acariciaba lentamente- también te necesita

-No creo que... -Catra calló y suspirando llevó su otra mano sobre la de la rubia. La idea seguía siendo muy loca para ella pero algo la obligaba a hacer lo que hacía ahora mismo- que pasará cuando todo esto termine?

-No quiero que pensemos en eso -dijo sincera Adora, no quería pensarlo en absoluto. Por ahora sólo quería que Catra la acompañara por todo este proceso y esperar hasta el momento para saber que pasaría- sólo dime que lo harás

-No lo se

-Por favor Catra -la rubia tomó su rostro entre sus manos y la hizo mirarla, pudo ver la clara preocupación de la felina. Como si se sintieran exactamente igual sobre todo

-No quiero que... no quiero que las cosas... no se ni que es lo que quiero!

-Sólo di si quieres hacerlo o no... realmente quisiera que dijeras que si. Y si en algún punto algo no quieres hacer podrán hacerlo Bow o Glimmer. Pero te necesito aquí, te quiero aquí

-Sólo... -Catra suspiró por décima vez en todo el rato que había estado ahí y cerrando sus ojos se alejó un poco de la rubia. Adora confundida, trató de hablar pero Catra le dejo un corto beso en su mejilla, sorprendiéndola- sólo por ahora

-Eso es un si?

-Que más podría ser? -respondió riendo la felina y acariciando una de las manos de Adora volvió a hablar- pero tengo una condición

-Cuál? -preguntó un poco preocupada la rubia

-He tenido sueños muy extraños de nosotras, quiero hacer algunas cosas que recuerdo

-Oh...

-Y no quiero que Brillitos ande encima de nosotras

-Dijiste que sólo una condición! -decía Adora mientras pensaba en lo que le había dicho la morena

-Es igual, entonces que dices? -la rubia no respondía y Catra haciendo una mueca se volvió a acercarse- escucha quizás fui muy lejos, lo haré de todas formas. No tienes por qué hacer lo que te dije

-Sólo no haré nada que pueda afectar al bebé -dijo por lo bajo la rubia

-Qué?!

-Qué?!

-Que diablos estás pensando que voy a hacerte hacer? -preguntó atónita Catra y de pronto un sonrojo apareció en su rostro- t-tonta! estaba pensando en besos no en... diablos Adora!

-Bueno tampoco lo dejaste muy en claro! -se defendió una muy sonrojada Adora

-Esta bien, esta bien. Tomo parte de la culpa -aclarando su garganta acerco sus rostros y le besó lentamente a la rubia. Adora trataba de no dar señales de que lo disfrutaba y al parecer lo logró- entonces?

-Sólo no prometo que Glimmer esté fuera de esto

-Dejame eso a mi -Catra estaba por separarse más pero la rubia la detuvo y apretando un poco la ropa de la felina la miró un poco suplicante. La morena no perdió tiempo y volvió a besarla con la misma suavidad que antes. Adora volvió a recostarse tras romper el beso y le pidió a Catra acompañarla, lo hizo un poco a regañadientes pero lo accedió. No tardaron mucho en quedarse dormidas, una junto a la otra tal como antes.