Actions

Work Header

Coss

Chapter Text

Había dejado la ventana abierta, anoche estaba demasiado cansado y no se había dado cuenta de eso, por lo cual al despertar su habitación estaba helada. Le extraño no haberse despertado para nada en la noche por el frió, sin embargo puede ser que ya se había acostumbrado, no era la primera vez que le pasaba.
Se levanto para ducharse e irse a la escuela, por lo menos era viernes, y no faltaba mucho para las vacaciones de invierno. Aun era temprano cuando salio de la ducha y se vistió con ropa mas abrigadora de lo usual.

Tweek bajo las escaleras para tomar algo de desayunar e irse.
1 de diciembre, marcaba el calendario que sus padres tenían en la sala, por la que tuvo que pasar antes de salir por fin de la casa para encaminarse a la escuela.
Últimamente todo estaba mas tranquilo de lo normal en su vida, simplemente problemas cotidianos de cualquier persona de su edad, aun así no bajaba la guardia y se mantenía atento por si algo extraño llegaba a suceder.

Tuvo que pasar enfrente de la cafetería de sus padres, de pronto escucho la voz de su padre llamándolo desde adentro del local, así que entro y se dirigió al mostrador, aunque probablemente no le iba a decir nada importante. La cafetería se había ampliado más desde hace dos años, solo un poco pues su clientela había aumentado esos últimos años.

-Hola hijo, ohhh, simplemente quería recordarte que esta noche tenemos una cena con los padres de Craig, no queremos que llegues tarde de la escuela, necesitamos que nos ayudes a ordenar la casa antes de que lleguen.
Habia olvidado lo de la cena de esa noche, que realmente no tenia mucha importancia. Desde hace tiempo tenían cenas así muy a menudo. Normalmente eran tranquilas y no había porque estar nervioso, sin embargo no podía evitar tener ataques de ansiedad en cada una de esas estas.
Habia empezado a salir con Craig hace unos años después de un incidente en la escuela que los involucró a ellos y a unas estudiantes extranjeras. Aun recordaba la conmoción de sus compañeros y la forma de actuar extraña de muchas de las personas del pueblo. En un principio todo era falso, cediendo a la presión social que todos ejercían hacia ellos, más sin embargo después de ser pareja por largo tiempo y haber pasado por muchas cosas ya no podía ser todo simplemente actuación.

No hablaba tan abiertamente de eso con ninguna otra persona, y nunca habían definido su orientación sexual entre ellos, pero ambos ya estaban seguros de que su relación no era una farsa.
Saliendo de sus pensamientos y regresando al presente lo único que Tweek pudo hacer fue asentir con la cabeza, su padre le dio su acostumbrado vaso de café para por fin despedirse.

/////

Craig Tucker se encontraba nuevamente en la oficina de él Sr. Mackey. No sabía que había hecho esta vez, que el recordara no había hecho nada malo desde un buen tiempo. Cuando el consejero regreso y le dio uno de los típicos sermones simplemente asentía y trataba de no verse indiferente ante lo que sea que le hubiera dicho.

Al salir del aula lo único que pensaba era en llegar a su siguiente clase, porque probablemente le darían detención por llegar tarde.
Vio a algunos de sus compañeros por los pasillos y los saludo. Había pasado varios años escolares con la mayoría, algunos se habían mudado ya de South Park, aunque realmente no hablaba mucho con ellos.

Fue a su casillero para buscar unos libros e irse a su salón. Al llegar se sentó en la parte de atrás y vio como Tweek ya había llegado, pero apoyaba su cabeza en la mesa de su pupitre, no estaba dormido, eso era seguro, pero como siempre si estaba temblando.
Tweek ¿Qué pasa?-Le pregunto y se sentó a su lado.

-¡Como si no lo supieras, me estresa la cena de esta noche! -Tweek levanto la vista y hablo con su aguda voz.
Craig volteo las pupilas, hace años que tenían ese tipo de cenas y siempre todo salía bien, pero él siempre están nervioso. Lo mejor que podría hacer era tratar de consolarlo.

Acercó más su banca a la de él para poder abrazarlo, pero cuando iba a hacerlo él Sr. Garrison (1) entro al salón, y siempre los regañaba, incluso si solo se tomaban de la mano durante clase, desde que había regresado a South Park después de haber terminado su puesto como presidente se había estado comportando más idiota que antes, no solo los afectaba a ellos pero si que trataba de un gusto en general en querer mandar a la mierda a sus alumnos.
Craig bajo una de sus manos para entrelazarla con la de Tweek, esperando que no lo notara. El rubio se sobresalto con el contacto y le dio una cara de confucion y preocupación, pero solo le hizo un ademán para decirle que guardara silencio. Sin embargo no había calmado para nada a Tweek, quien en toda la clase simplemente estuvo comportándose más raro de lo normal, lo que llevo a Garrison a darse cuenta de que estaban tomados de las manos dándoles un vergonzoso sermón enfrente de toda la clase, mandado a Craig a detención por ser quien "inicio las cosas", pero él timbre sonó antes para hacer un receso e ir a la cafetería, "ya pueden irse, hijos de puta" dijo Garrison como de costumbre.

El rubio siguió a Craig para acompañarlo a merendar, se fueron caminando tomados de la mano. Él mayor se detuvo cuando sintió que su novio había dejado de caminar, se giró y vio como Tweek veía atentamente un cartel en la pizarra de afiches, se trataba de una obra de teatro que se estaba planeando.

-Hola chicos - de repente llegó Wendy -¿Les interesa audicionar para la obra de teatro? Estoy a cargo y realmente no hay mucha gente interesada en actuar.

-Deberías intentarlo, cariño, eres bueno actuando - le dijo a Tweek, pues parecía haber mostrado un verdadero interés en eso.

-¡¿Yo?!, Ghaaa ¡no sé si pueda hacerlo -la última vez que Tweek había actuado en la escuela Cartman lo molesto tanto que no dormía por el estrés de tener a alguien siempre acosándolo.

-Es de Edgar Allan Poe, el no escribía obras de teatro, pero adaptaremos uno de sus cuentos -la chica le entrego uno de los afiches con la información -si decides hacerlo nos vemos al final de clases en el auditorio ¡Adiós! ojalá te animes a intentarlo, Tweek.
Ya en la cafetería la pareja tomó asiento junto a su grupo de siempre, con token y Jimmy, Clyde se había mudado hace un año, pero aún seguía manteniéndose en contacto con él. Mientras Jimmy trataba de contar un chiste, los demás hablaban de cualquier trivialidad. El rubio temblaba y pensaba sobre la obra. Exceptuando la parte mala de su última experiencia actuando debía admitir que la experiencia había estado genial para él, que siempre pensó que no tenía ninguna cualidad o talento.
Saco el afiche para leer la información, para su mala suerte detrás de él iba pasando Éric Cartman el cual noto el afiche y sabía que se trataba de la obra, pues estando a cargo la novia de Stan él les había estado contando sobre eso, y también la había ayudado a organizar algunas cosas. En simples palabras "pura mierda".

-Heey, Tweek ¿Estas pensando en participar en la obra? -dijo con su típica voz burlona- Sería genial, sabes.
-P-pues no lo sé -contesto ingenuamente Tweek, rezando que se fuera y lo dejara en paz.

-Vete, culo gordo -Le grito Craig, interviniendo.

-Simplemente fue una pregunta, wow, Craig no te pongas así -Contesto fingiendo inocencia, y antes de que pudiera contestarle Craig le había levantado el dedo y rodeado a Tweek con su brazo para simplemente olvidarle.

Cartman solo puso cara de indignación y se fue a sentar, y la pareja puedo escuchar como el gordo le pedía a Stan que su "perra" rechazara a Tweek para las audiciones. Simplemente no entendían como el grupo de Stan podían seguir siendo amigos de ese tipo, y soportarlo durante tanto tiempo.

/////

Él timbre sonó para anunciar el fin de clases por esa semana. Ambos se levantaron de sus asientos tomados de las manos, sin embargo no pasó mucho tiempo para que él Sr. Garrison se diera cuenta.

-¿A dónde te parece que vas, Craig? Silueta a tu novia y vete a la cafetería para detención. Hijo de puta -Susurro lo bastante alto para que él lo escuchara. El chico solo le levanto el dedo.

-¡Ghaa! ¡Que pendejo! -Respondió Tweek cuando su maestro ya estaba lo suficientemente lejos para no escucharlo- Bueno, creo que yo iré a la audición, ¡Pero me hubiera relajado más si tú estuvieras ahí!

-Lo siento, cariño, sabes que no puedo. Si él Sr. Mackey se descuida saldré para verte -Soltó su mano y le dio un corto beso en los labios -Quedaras, estoy seguro que si, Tweek.

Craig se giró para ir hacia la cafetería. Aprovecharía el tiempo haciendo tareas o algún trabajo que llevara atrasado, sin embargo al entrar advirtió que no podría estar tranquilo, pues se volvía a topar con el gordo quien además de él eran los únicos que se encontraban ahí.
Saludo al consejero y se sentó bien lejos de ese idiota.

-¿Porque somos los únicos en este jodido lugar? -Para su mala suerte al ver que el otro trataba de alejarse simplemente lo orillo a cambiarse a la misma mesa que estaba el otro -Y dime ¿Porque estás aquí? ¿De nuevo los encontraron DEMASIADO cariñosos?

-No es tu problema, culo -Trato de ignorarlo fingiendo que leía uno de sus libros de texto.

-Relájate, Craig, solo fue una pregunta. A mí me mandaron por decirle puta a la puta de Heidi, aún no la he perdonado por dejarme.

"Fue hace años, superalo" pensó Craig. No entendía porque se cerraba tanto a eso, en ese tiempo Éric había salido con otras chicas, pues cuando ellos crecían Cartman si había mejorado visualmente. Aún estaba gordo, pero practicaba deportes, así que se podría decir que estaba "fuertecito", como el mismo se describía.

-Solo nos tomamos de la mano, el idiota del maestro exagera por todo -Contesto por fin el de cabello negro.

-No quería molestar a Tweek, solo tenía interés en la dichosa obra de teatro, pero si seguimos aquí y nos perdemos las audiciones será una puta mierda.

-No te creo, además ¿Porque tantas ganas de ir a ver? ¿Para insultar a Wendy o para burlarte de Tweek? Aléjate de mi, imbécil.

-Te ayudaré a salir cuando el Sr. Mackey salga, en unos minutos más seguro tendrá que irse porque el Director PC querrá que asesore a algún alumno con su identidad de genero, sabes cómo es eso -Dijo susurrando.

Craig solo puedo asentir, le creía a Éric porque era quien más pasaba tiempo en detención, así que algo debería saber. Y de verdad quería acompañar a Tweek.
-Y quiero ir para comprobar si los rumores son ciertos, supongo que vas por lo mismo y no solo a ver a tu novio...

-¿Qué rumores? ¿Sobre quién? -Por favor, que no fueran sobre ellos.

-Oh, no lo sabes, que poca atención le ponen ustedes a sus perras, chicos -Cartman estaba divertidísimo con toda la situación -Pues bien, si no lo sabes te lo diré. Hace unas semanas Kyle llegó y nos dijo que uno de los chicos góticos había empezado a molestar mucho a Tweek a la hora del receso, creo que fue la chica. Supongo que fue cuando tú no estabas o estabas muy distraído para no darte cuenta.
Craig recordó que la había visto una cuántas veces merodeando cerca de ellos, pero simplemente no le prestó atención, pues no había un motivo para que los despreciarán.

-Bien, empezamos a prestar más atención a eso porque queríamos saber en qué problema se había metido tu novia. ¿Sabes que hace unas semanas volvieron a retar a Stan?(2), pues claro, tu fuiste a ver el encuentro. El punto es que uno de los góticos está en el cuerpo de baile, Michael, o algo así. Bueno, después de todo eso él y los demás "godos" fueron a discutir con uno del mismo grupo, el del pelo teñido, ya sabes.

-¿Eso en que involucra a Tweek?

-Déjame terminar, carajo. Ellos discutieron porque resulta que ese tipo estuvo mirando a Tweek todo el rato, no sé porque les molesto, solo paso. Estaba unos asientos atrás de ustedes, me sorprende que no te dieras cuenta.
Ahora Craig si estaba enojado, ¿Que era lo que esos maricas tenían en contra de ellos? ¿Y que quería el otro con Tweek?.

-La obra va a ser de Poe, y ese tipo va a estar ahí, seguramente audicionando o solo viendo. A fin de cuentas probablemente puedas ver con tus propios ojos lo que pasa.

No sabía si podía confiar en Éric, ya había jugado a lo mismo otras veces y lo más probable era que solo se pusiera celoso sin motivo alguno, para causar una pelea entre él y su novio. Pero era mejor prevenir que lamentar.
Asintió de forma que aceptaba la propuesta de su compañero, lo único que faltaba era esperar a que el consejero tuviera que ir a atender asuntos con otros alumnos.
No pasó mucho tiempo antes de que dejara su asiento, esperaron un rato para ver si no regresaba, y no lo hizo. Trataron de ser lo más cuidadosos posibles por si llegaba a encontrarse con alguien en los pasillos. Al llegar a el auditorio lo primero que Craig vio fue a Token audicionando, y a otros niños que parecían simplemente ver desde los asientos. Se molestó cuando no vio a Tweek por ningún lado, quizá ya hasta se habría ido y no lo había podido ver audicionando ¿Le habría ido bien?

-¡Craig! -Le grito Wendy haciéndole señales para que se acercará, y así lo hizo.

-¿Cómo le fue? ¿Sigue aquí? -Pregunto sin mencionar el nombre.

-A él le fue genial, es muy probable que se quede. Pero quería hablarte de un par de cambios que se hará por consejos de la dirección... -Debía sentirse preocupado por esas palabras, Craig tomó asiento a un lado de Wendy- Verás, el Director PC me pidió que modificará un poco la obra para que sea más inclusiva. Para no hacer largo el asunto Tweek va a interpretar una obra con temática un poco romántica con otro chico, espero que no te moles...

-¿Con quién? -Dijo para interrumpirla, sonaba molesto.

-Oh... Con uno de los niños góticos, Pete Thelman. No te preocupes, Craig, no hay nada que temer.

-¡Craig! Están por allá -Dijo Cartman de repente.

Subió al escenario a la parte detrás de este, solo para encontrarse con una escena que lo enfurecido aún más. Su novio acompañado del ya mencionado Pete, ensayando una escena "romántica", donde lo tomaba a veces de la manos. Tweek temblaba de vez en cuando y tenía un leve sonrojo en su rostro, aunque pudo a ver sido la imaginación de Craig, que le jugaba una mala broma.

-¿Qué pasa aquí? -Trato de sonar neutral, pero no podía a evitar seguir molesto.
Su voz hizo que ambos se exaltaran.

-¡Ghaa! Craig ¿Qué haces aquí? -un nervioso Tweek sujetaba su libreto.

-Vine a verte, amor -Se dirigido hacia Tweek rodeándolo de la cintura dándole un corto beso en los labios.

-Eh... ¡Te presento a Pete! Va a actuar conmigo en la obra. Pete, este es mi novio Craig.

-Lo se, todos en la escuela lo saben.

Pete parecía un poco incómodo con toda la situación, seguramente Craig no dejaría de ir a ver los ensayos. Solo había visto a el gótico en la clase de arte (pintura, para ser más específico), jamás entraba a las demás clases, siempre estaba fumando, y al igual que a su pareja le gustaba el café.
No podía adelantarse y decir algo que al final puede que no ser cierto, pero era sospechoso que se hubiera ofrecido a actuar algo romántico con el rubio. Simplemente diría que era algo marica y se iría, aunque fuera de Edgar Allan Poe

-Bien chicos reúnanse -La voz sonó en medio del escenario -Quiero que estén aquí mañana temprano, la mayoría probablemente sean extras pero quiero que practiquen mantenerse serios y acoplarse a las situaciones.
Tweek ¿Puedes venir un segundo?

-¡¿Qué pasa, hice algo mal?!

-No, para nada, simplemente quiero pedirte que ensayes más que el resto. Eres bueno, pero en ocasiones anteriores has improvisado y no te has aprendido los libretos. Pero esta vez queremos apegarnos a los diálogos que ya establecido, ¿Bien?
Él solamente asintió, de repente Craig tomó su mano.

-Te llevaré a casa, tu padre se molestara si llegas tarde -Le dio una mirada a el gótico sin tratar de ser obvio, antes de marcharse del lugar.

-¡La jugada te salió mal emo de mierda! -Grito Cartman para salir del auditorio igualmente.

/////

-¿Cómo se llama el cuento?

-"Los anteojos". Dude, ¿Te pasa algo? Suenas más amargado de lo usual.

-Hoy Cartman me contó algo muy interesante, tiene que ver con Tweek y un tipo que anda detrás de él todo el tiempo.

-Oh... Eso.

-¿Lo sabías?, ¿Porque no me dijiste nada? Se supone que somos amigos -Sujeto su celular con brusquedad, molesto con la persona en la otra línea.

-No lo se, nos parecía una perdida de tiempo el preocuparte por eso. Él no te cambiaría por un gótico idiota, ustedes llevan saliendo desde hace años, no se va a terminar todo así de repente.

-No lo se, es que no estoy totalmente seguro en que nada vaya a pasar o a cambiar entre nosotros. Y ahora van a pasar más tiempo juntos por esa estúpida obra. Pero iré a todos los malditos ensayos, eso te lo aseguro.

-Yo lo mantendré vigilado, no te preocupes. Te hubiera avisado, pero es que tú no actúas una mierda.

-Pero igual pude haberlo intentado. Bien, tengo que volver, debo hacer algunas cosas.

Cuando la llamada termino no sabía si se sentía más relajado o más angustiado, si los demás no le habían dicho nada porque estaban seguros de que nada ocurría entre esos dos entonces eso debería mantenerlo más tranquilo. Su inseguridad le dolía, y le dolía mucho más el pensar que él rubio podía serle infiel. Pero no podría dejar de imaginarse como hasta ahí había llegado su relación.

No conocía tanto a los góticos, pero Stan Marsh si, de hecho cuando eran niños había estado con ellos un tiempo después de unas de las muchas rupturas que había tenido con Wendy, ya hablaría con el después para ver si podía sacarle más información. Estaba agradecido con el gordo por ser el primero en haberle hablado de ese tema, aunque probablemente solo lo había hecho para ver una pelea, tampoco le daría ese gusto.
Se metió a la ducha antes de que sus padres llegarán, siempre le pedían que se arreglara de manera formal para esas cenas.
Ese era otro punto a favor de ellos son, en cierta manera sus padres eran geniales, al menos los de Tweek que lo aceptaron a la primera cuando les dijeron que era homosexual, aunque al principio solo era para ser políticamente correctos, y lo apreciaban mucho, siempre lo invitaban a pasar el día con su hijo, o a quedarse a dormir cuando regresaba muy tarde a casa. Y si decidía cambiarlo seguramente sus padres no llegarían a acostumbrarse a una nueva persona tan diferente a como es él, además el rompimiento sería algo duro de superar para ellos.

Volvió a pensar en todas la veces en las que le había pedido que pasará la noche con Tweek, se lo pedían de igual manera cuando tenía 11 años, pero ahora las cosas parecían ya haber cambiado y sabía muy bien a donde querían llegar los padres de su novio con esas peticiones.
Salió de la ducha y fue a buscar su ropa sentándose en su cama. Se distrajo viendo la galería de su celular, tenía muchas fotos de Stripe, pero también de Tweek. Cambio en dirección a sus vídeos para encontrarse con lo que estaba buscando.

Hace unas tres semanas había estado en la casa de los Tweak, los padres estaban trabajando y ellos solo estaban en el cuarto del rubio, hablando de cualquier cosa. De repente ambos se había puesto más cariñosos de lo usual, iniciando así una cesión de besos y esa vez la sensación para él se había vuelto más placentera causando un problema que trato de cubrir con una almohada, pero su novio ya se había dado cuenta de lo que le pasaba, y todo eso no termino para nada mal, pues Tweek término haciéndole un "Blow Job"(3), y tenía todo el acto grabado en vídeo.

Desde ese acercamiento ninguno de los dos había vuelto a hablar sobre eso. Sin embargo ese día al llegar a su casa y pensar que nadie estaba vio la grabación en la cocina. Estaba demasiado ocupado cuando su padre se aproximo a él y también se dio cuenta muy tarde de que estaba ahí.
Se salvó de un castigo, más no de una vergonzosa conversación con su padre sobre el sexo.
No lo había sermoneado, el sabía que su hijo ya estaba en edad de experimentar ciertas cosas con su pareja y más cuando llevaban tanto tiempo saliendo. Le había hablado de como eso podría unirlos más, de que no hiciera nada si Tweek no quería. También le había advertido que si llegaban a terminar no hiciera una pendejada con el vídeo que tenía, o algo así.
La situación también había sido muy incómoda para Thomas, pues desde el incidente no podría ver a Tweek a los ojos cada vez que iba a visitar a su hijo. Habría preferido no estar ese día para no haber visto eso. Y estaba seguro de que ese cena iba a estar extra incómoda para él.
¿Eso realmente podría unirlos más? Si era cierto seguro que si lo hacían no pensaría en dejarlo, y si Tweek le había hecho un oral por cuenta propia seguro que ya había pensado en hacerlo. Le resultaba incómodo el tratar de tener intimidad con Tweek, esa noche se lo comentaría.
Se levantó y se asomó por la ventana de su cuarto, la casa de los frente era la de Henrietta Biggle ya veces veía como los góticos entraban a su casa, hoy no los había visto entrar.

Busco información en su laptop de el cuento que iban a representar.
La trama iba de un hombre que heredaba una gran fortuna de parte de un familiar fallecido, y una noche va a un teatro donde ve a una mujer muy hermosa y se enamora de ella aprimera vista, posteriormente a eso él le pide matrimonio, y en la noche de bodas descubre algo desagradable y tenebroso de la mujer con la que se casó.

Craig no era gran fanático de las novelas, preferia las enciclopedias con temas interesantes como sobre el espacio, animales, etc.
Se preguntó a quien interpretaría cada uno, a Pete no le sentaba nada mal el interpretar al protagonista de la historia, pues igual que él era un "mirón", y así debería quedarse.

Por otra parte también debía prestar más atención a Tweek, pues no se había dado cuenta de que lo estaban molestando, y eso le pesaba mucho. Aunque ya se las cobraría a ellos.

Cuando iba a cerrar su ventana escucho como alguien lo llamaba.
Una pequeña piedra se aproximo a él y le pegó justo en la frente.

-¡Mierda!, Carajo, esto duele -había caído al suelo por el dolor del golpe. Escucho que alguien tocaba insistentemente él timbre. Así que fue a abrir la puerta.

-¡¿Y tú qué haces aquí?!, Pudiste darme en el ojo, idiota.

Su visita era nada menos que Cartman, esperaba no encontrarlo hasta el lunes en la escuela, para su mala suerte ahí estaba. Entro como si se tratara de su casa.
-¿Qué quieres? -Lo siguió hasta a donde había ido.

-Pues vine a planear la estrategia que usaremos para matar al amante de Tweek, que estaba viendo un programa con mi madre sobre crímenes pasionales y me he dado la tarea de anotar todo lo que pude -Saco una pequeñita libreta de notas de su bolsillo.

-No es su amante, estúpido. Y no lo vamos a matar, ni me vas a ayudar porque no lo necesito. Puedo encargarme de él yo solo.

-Si lo golpeamos entre los dos será mucho más fácil, Craig. ¿Porque los maricas como tú tienen que ser tan complicados?

Craig subió a su baño para limpiar su herida seguido por Cartman.
-Dios, se va a preocupar mucho si ve esto -dice para si mismo refiriéndose a su novio -Ni una palabra de esto a Tweek, no quiero que esto afecte su actuación.

-Clarooo, no le diré nada. Pero tienes que entender que le estás dejando el camino muy fácil a ese jodido "emo", y si me dejaras ayudarte a desaserte de él todo se resolvería muy rápido.

En la mente de Cartman el ya había ayudado a sus compañeros con su relación (en su mente, claro, porque realmente no había hecho nada). Aún tenía pesadillas con su yo cupido, pero sentía que todo valía la pena si ellos estaban juntos y no dejaría que eso fuera en vano por una estúpida infidelidad.
Eric se apoyo en la ventana para centrarse en la casa de los Biggle, vio como los góticos salían llevándose él auto de la mamá de Henrietta. Conducía.

-Hey, marica ¿Sabes conducir?

-No, siempre repruebo el examen, y no me llames marica, culon.

-16 años y usas tú bicicleta, patético. Los góticos saben conducir, al menos el podría sacar a Tweek en auto.

-Si vas a seguir tratando de hacerme sentir mal mejor lárgate, tengo que estar listo y ya casi es la hora.

-Cena con los suegros, muy bien, muy bien. Te veré después para planear la estrategia.

-¡Solo lárgate!

Escucho como Cartman bajaba las escaleras y abría la puerta para por fin irse, pero podía regresar mañana así que debía pensar bien en como le diría que no quería su ayuda, ni la necesitaba porque de ese asunto se encargaba él solo.

/////

-Sube al auto, Craig -Dijo Thomas abriendo la puerta de la habitación de su hijo.

-Si -bajo de su cama y salió de su cuarto.

Thomas vio como su hijo traía un ramo de flores en las manos, seguro eran para su novio, pero era un gesto extraño de su parte. Aunque tampoco debería darle mucha importancia, quizá solo quería impresionarlo.
Laura y Ruby Tucker también vieron el ramo y exclamaron lo lindo que era y como a él rubio le iban a encantar. Ellas eras las únicas que no eran un manojo de nervios en ese auto, les gustaba bastante esas cenas. Laura quería mucho a la familia Tweak y al noviecito de su hijo, a Ruby su relación le parecía muy cool, demasiado para el pendejo de su hermano.

La casa de los Tweak estaba en otro vecindario no muy lejos del suyo, podían llegar caminando pero necesitaban ser más rápidos porque ya era un poco tarde. En ese lugar también vivian varios miembros del "team Stan", como Kyle y Éric a quien esperaba no encontrar y que no interrumpirá su cena.
Al bajar del auto vio como el papá de Stan, Randy, limpiaba su auto. Vio a Craig bajar del auto con el regalo, y solamente sonrió y le hizo una seña como tratando de decirle "bien hecho". Tocaron el timbre.
La Sra. Tweak fue quien los recibió, su esposo y su hijo estaban esperándolos en la sala, los adultos y Ruby se dirigieron al comedor. Craig le entrego las flores a Tweek de manera brusca.

El rubio se sorprendió por el detalle y lo agradeció mientras lo tomaba de la mano y lo guiaba al comedor donde también se encontraban los demás.
Al principio había tensión por parte de Thomas, siempre era así, pero a medida que transcurría el tiempo se iba relajando como vez más, y el ambiente no era tan pesado.
-Mi hijo va a actuar en una obra de su escuela, empezaba a creer que no tenía ninguna afición o talento pero de nuevo me ha sorprendido.

-oh, que bien, ¿Qué papel interpretara? -pregunto Thomas tratando de sonar interesado.

-Bueno, es una o-obra basada en un cuento de Poe, no es muy interesante, saben -Tweek tomó un sorbo de su taza de café para tratar de relajarse -sera algo de suspenso, creo.

-¿La obra que el Director quiere volver homosexual? -Interrumpio Ruby -¿A quien interpretaría Tweak?
Esa pregunta dejo helado a Tweek al ver la mirada de su novio sobre el, le recordaba a la cara que ponía Cartman cuando estaba enojado con Heidi. -A-a la chica, ¡Pero no habra nada explícito! Por suerte.

Thomas vio de reojo a Craig, quien de un momento a otro parecía molesto, probablemente celoso y con razón. Él también se molestó un poco, el que le dieran tan poca importancia al asunto, y encima que le celebrarán el hecho de que iba a engañar a su hijo en el escenario. Una forma muy dramática de ver todo pero realmente no sabía cómo esperaban que se lo tomará.
Después de un tiempo y al ser ya hora de irse Craig llevo a su novio a la sala para poder estar solos. Se sentaron en uno de los sillones y se preparo mentalmente para lo que le iba a decir.

-Bien, Tweek, escucha. Hemos estado saliendo durante mucho tiempo, y ha sido muy genial y todo, espero que tú también lo pienses.

-¡Gha!, Claro que sí, ¿Pero a qué viene todo esto? -Lo sujeto de las manos sin comprender lo que le quería decir.

-Bien, mira, yo quería pedir tu consentimiento para... -Están dudando en si era realmente bueno el decirle o no. No se dio cuenta cuando los padres de su novio estaban en la entrada del comedor que daba a la sala escuchándolos y siendo totalmente consientes de lo que Craig iba a pedir - ¿Podemos hacerlo? No ahora, claro.

El adicto al café casi se desmaya por la petición y más al ver que sus padres los estaban viendo con unas sonrisas enormes. Por la conmoción solo pudo asentir con la cabeza.

-¡Estamos tan felices por ustedes, es algo maravilloso! -La esposa de Richard había ido a abrazar al par sin ganas de hacer como que no había escuchado nada -¡Cariño! Craig pasará la noche aquí.

-¡Son taaaan gays!, ¡Tweek, pones orgulloso a tu padre!

-¡Gha! -fue lo único que pudo decir el mencionado para cubrirse la cara con las manos, por toda la vergüenza que le estaban haciendo pasar.

-Eh, no, hoy no puedo saben -Trato de escudarse el otro, al escuchar eso los padres de Tweek se pusieron un poco tristes, pero realmente no querían enfrentarse a ello tan rápido.
Sin embargo y sin saber el contexto de la conversación Laura Tucker apoyo la idea de que su hijo pasará la noche ahí. Y después de unos minutos ya estaban en la habitación de Tweek.

Le había prestado una pijama y trataba de que el tema no fuera mencionado, en parte sentía que era su culpa por haberse comportado de aquella forma unas semanas atrás, y siendo sinceros era lo que también esperaba que pasara pronto y sabía que Craig también, no fue algo que lo tomo totalmente de sorpresa.
Había ido a ducharse y cuando salió encontró a Craig ya dormido, no lo culpaba pues seguro que había sido un día pesado para él. Al menos podrían irse juntos al ensayo mañana por la mañana. Ya sabía que tardaría más en dormir por la cantidad de café que había tomado.
Gran parte de la noche se la había pasado estudiando los diálogos.