Actions

Work Header

Furious

Work Text:

Katsuki parece estar enojado todo el tiempo, furioso con el mundo que lo ve como un villano. Con sus padres que son tan similares a él y tan diferentes al mismo tiempo y que son incapaces de separar a su hijo de sí mismos. Con Deku que quiere ser un héroe a pesar de las dificultades, pero no hace nada más que tomar notas en sus libretas y esperar un milagro, cuando Katsuki entrena todos los días con sus poderes que lo hacen popular pero que son difíciles de controlar en el mejor de los días, con Deku que consigue un milagro cuando él ni siquiera puede llevar una conversación normal con su mejor amigo sin sentir la ira y la irritación picándole como sarampión en todo el cuerpo.

Con el padre de Deku a pesar de que Katsuki sabe que no tiene derecho de odiarlo, pero él está seguro de que si él no lo odia nadie lo va a hacer, porque Deku no sabe odiar y eso lo aprendió de su madre. Katsuki lo odia, lo detesta y es que ese es el hombre que nunca está en casa, y cuyas promesas nunca cumplidas patentaron esa sonrisa real, pero con los ojos vacíos, abiertos y casi muertos en los ojos de su amigo (su enemigo, su rival, su amigo).

Siente ira y furia con sus profesores en UA, que admiten que es un buen estudiante, que saben que su ira y su personalidad no son normales, que podrían ayudarlo como otras escuelas en otros países lo hacen. Pero que no hacen nada e ignoran sus arranques de furia (solo para encadenarlo y restringirlo como un animal cuando no saben, no tienen la capacidad para controlarlo), con All Might, que es tan lejano y tan cercano a la vez y quien parece solo ver a Deku (Deku, Deku, Deku).

Con Kirishima y Ashido, con Sero y Kaminari, que empezaron como extras en la tira cómica en su cabeza, pero que se convirtieron en compañeros, en amigos, en razones para dejar la ira de lado. Porque ninguno de ellos se rinde ante sus arranques. Porque Kirishima, su mejor amigo, dice ser su pareja perfecta, esa persona que puede estar a su lado y no salir herido en su presencia, porque Ashido se ríe de él cuando sus emociones parecen controlarlo contra su voluntad a pesar de que todos antes de ella han corrido aterrados ante el más mínimo signo de un cambio de ánimo, Porque Sero y Kaminari son estúpidos y no tienen sentido de preservación, porque no le tienen miedo, ni un poco.

Pero más que a nadie, más que a las personas que lo ignoran, más que sus padres que no saben de autonomía y sueños propios, más a que Deku y sus sueños que siempre se cumplen, más que a sus maestros y All Might y esos idiotas que se hacen llamar sus amigos. Más que a cualquier otra persona, Katsuki se odia a sí mismo.

Se odia porque no puede controlarse, porque es fuerte pero no es lo suficientemente fuerte como para luchar con sus propias emociones, se odia porque nunca es suficiente, se odia porque no sabe cómo amar, porque no se sabe amar a sí mismo, se odia porque no recuerda la última vez en que ha estado realmente al mando de su temperamento y porque no sabe cómo hacerlo, no tiene las herramientas para lograrlo.

Se odia porque nunca ha sentido nada por sí mismo más allá del odio, la ira y la furia.