Actions

Work Header

¿Vale la pena?

Work Text:

¿Vale la pena?
UchihaNaru

 

A Derek aún le costaba creer lo muy enamorado que estaba de Stiles.

Él era una persona difícil y siempre había sido celoso de su privacidad; incluso mucho antes de lo sucedido con su familia Derek siempre había sido así. A él le agradaba pasar las tardes leyendo cualquier libro acostado en el sofá de su loft, adoraba dormir a sus anchas sobre su cama hasta medio día y hacer ejercicio por las mañanas o madrugadas o en cualquier hora que a él se le antojara.

 

Así que sí, Derek disfrutaba de su soledad.

O por lo menos así era. 

 

Ahora Stiles se ha colado en su vida tan profundo qué, nada de lo que hacía antes lo hace sentir bien. Ahora Derek no puede leer sin tener a Stiles haciendo sus deberes en el suelo al lado del sofá, no puede dormir sin el cuerpo del castaño entre sus brazos y no le agrada hacer ejercicio sin sentir a Stiles mirándolo con deseo mal reprimido.

 

Hace seis meses, después de Gerard y el kanima, Derek se encontró buscando a Stiles, y Stiles a Derek. Hace seis meses las verdaderas sonrisas aparecieron, reír ya no resultaba tan difícil e idealizar una vida con un final feliz ya no era tan descabellado. Y comenzaron una relación, porque la atracción siempre estuvo ahí y el cariño nació poco a poco después de las tardes de películas, las cenas con el sheriff y las noches de béisbol.

 

Habían descubierto que se merecían el uno al otro.

 

A Derek no le importa que sus días ya no fuesen iguales, que sus momentos ahora fuesen compartidos, que su privacidad ahora también le perteneciese a Stiles.

 

Lo valía.

Cada momento que pasaba con su pequeño manojo de nervios lo valía.

 

Todo lo que alguna vez tuvo no era nada si lo comparaba con poder ver todos los días esos ojos mirándolo con cariño, esas sonrisas tímidas que sólo él sabía provocar, esos sonrojos tiernos, esos lunares que parecían dibujar constelaciones en la piel cremosa de Stiles.

 

Derek había aprendido a atesorar cada momento que pasaba con el castaño sin importar si eran buenos o malos, todos y cada uno de los momentos que vivían juntos, eran especiales.

 

Así que si, Derek no podía creer lo muy enamorado que estaba de Stiles.

Y tal vez no podría creérselo pronto, después de todo, vivió muchos años pensando que no merecía ser feliz.

 

Pero, pasos pequeños, Hale.

Correr antes de caminar no era buena idea sin importar si has descubierto que tu compañero es la misma persona que adoras mirar por las noches dormir a tu lado, sin importar que sabes que están destinados a estar juntos en esta vida y otras más.

 

Así que, paciencia, Derek.

Por ahora, sabes que lo vale, Stiles lo vale, y tal vez, dentro de unos meses más, el momento perfecto aparecerá…

 

Y el anillo escondido en tu cómoda encontrará su lugar.