Actions

Work Header

Una Memoria Mas.

Chapter Text

Algunas personas dicen que un solo recuerdo puede evitar que uno se pierda en la oscuridad, que ese recuerdo nos dará fuerzas para seguir adelante sin importar la situación, no importa si la memoria es buena o mala, grande o pequeña; ese momento será un ancla que no importa cuánto pase, nunca podrá que uno se hunda.

Yang Jinghua puede dar fe a todo lo anterior mencionado.

Hubo noches duras, donde al estar cubierto en la oscuridad, los peores pensamientos invadían su mente, siendo alimentados por la desesperación que sentía en esos momentos y no podía callarlos o refutarlos. Sin embargo, siempre que llegaban esos momentos, su menta traía a él una pequeña luz.

Memorias que seguían ocultas en su mente pero salían cuando más lo necesita ...   


Los cálidos rayos del sol anunciaban la llegada del atardecer, mas esto no era importante para dos pequeños que disfrutaban de su tiempo en el parque.

Uno de menor estatura con cabello oscuro vistiendo una sencilla playera de manga corta de color oscura junto con unos pantalones cortos hasta la rodilla de color blanco, a su lado el de mayor altura vestía un conjunto de pans blanco con algunos detalles en azul, su cabello era más largo siendo de un color oscuro azulado.

Los ojos del menor miraban con asombro como el mayor realizaba diversas figuras en sus manos con un estambre de color rojo.

- ¿Vez? Si mueves estos dedos así logras hacer esto - Enseño con orgullo el mayor una elaborada figura. Observo con felicidad como el menor miraba cada detalle con una inocencia infinita. - ¿Quieres intentarlo? - Le pregunto.

Un movimiento con la cabeza de manera afirmativa fue todo lo que le bastó para retirar el estambre de sus dedos y pasarlo al menor, celebrando internamente que el pequeño no vacilará al respondedor.

Con cuidado comenzó a explicar el cómo sujetarlo y una vez que logro tenerlo de la manera correcta espero a que el pequeño realizara alguna forma sencilla.

Sobra mencionó que la primera vez solo consiguió enredar todo el estambre en sus dedos.

Intento no reírse de la cara que puso el menor al ver el lió en sus manos pero no lo logro muy bien por el puchero que ahora lo miraba.

- Tranquilo - Dijo entre risas mientras tomaba con cuidado las manos más pequeñas ente las suyas y lo ayuda a desenredar lo.

Después de unos momentos las manos eran libres nuevamente.

- Te fue mejor que a mí, ni siquiera sé cómo le hice para hacer un nudo imposible y lastimarme las manos - Agrego con felicidad mientras miraba las manos del menor en busca de herida pero sin hallar nada. - Solo no hagas los movimientos tan rápido ni tan bruscos -

El menor asintió a esas palabras y con una mirada llena de determinación volvió a intentarlo.

En el segundo intento logro una de las figuras más básicas pero el mayor comenzó a gritar de alegría por esto mientras lo seguía alentando a volver a hacerlo, siendo contagiado por la emoción del mayor, lo siguiendo realizando con más y más emoción.

Después de varias figuras realizadas el menor atención comenzó a intentar formar algo mejor solo para volver a asombrar el mayor, este observaba con los movimientos realizados, casi brincando de la emoción que sintió a ver al menor tan concentrado. Unos movimientos después el menor mostró con alegría escondida el resultado, dejando sin palabras a su amigo compañero.

Una bella flor se realizó con el estambre rojo, siendo que el centro de esta parecía estar lleno en una vez de hueco como uno esperaría.

- ¡Eres asombroso! - Grito con felicidad y asombro el mayor después de unos segundos en shock por tan bella figura.

Ante estas palabras el menor solo sonrió, pero el ver como el sol comenzaba a esconderse más esa sonrisa disminuyó un poco. El mayor noto también inmediatamente esto y su entusiasmo cayó un poco de inmediato volvió a mostrar una sonrisa al menor.


Un recuerdo que para muchos no importaría nada, pero que para él, era uno de sus favoritos junto con los diversos momentos que paso a lado de ese pequeño hasta que fue imposible verlo nuevamente.

Las memorias de aquellas sonrisas que le daban, son algo que le daban fuerzas para seguir adelante en los peores momentos de su vida, anhelando desde lo profundo de su corazón, el volver a ver aquel niño que son saberlo es su mayor motivo para vivir.